VacúnateYa!

GOBIERNO DEBE EXPLICACIONES AL PAÍS

Publicado: 2020-08-02

El primer ministro Pedro Cateriano acudirá este lunes al Congreso, a solicitar el voto de confianza, tras exponer la política general del Gobierno. Sin embargo, tendrá que explicar al país lo que dejó de hacer el presidente Martín Vizcarra en su último mensaje a la Nación. Esto es ¿Qué pasó con el plan de emergencia que no logró sus objetivos?

El pasado 28 de julio fue una oportunidad para que el Presidente haga una reflexión seria sobre la situación grave que vive el país. Sin embargo, no partió de la realidad. No dijo nada de los más de 650 mil infectados y 40 mil muertos, según la propia Ministra de Salud, lo que convierte a Perú en uno de los países más afectados del mundo.

Habló como si estuviéramos en una situación normal, con exceso de triunfalismo. Dos horas hablando con un listado de obras y medidas como queriendo el aplauso de la galería, con promesas a futuro. Ante la emergencia muy poco. Entre lo que dijo destaca un segundo bono familiar de 760 soles que no tiene nada de universal. El primero fue para 4 meses y este segundo para 3 meses. Más parece una limosna porque hasta ahora de los 60 mil millones destinados para la emergencia solo se ha gastado menos del 10% en estos subsidios, el 90% ha ido a parar a los bancos y las grandes empresas. No dijo nada de los cobros abusivos de los servicios básicos y de la banca usurera que sigue apretando a los ciudadanos con intereses altísimos como si nada hubiera pasado.

Para la emergencia en salud solo se ha destinado mil millones de soles. Los pedidos para mitigar la escasez de EPP y otros insumos como respiradores u oxígenos se hizo tarde, cuando ya la crisis por desabastecimiento estaba encima. La distribución a nivel local agregó trámites burocráticos plagados de corrupción. Hasta ahora continúan las protestas de médicos y enfermeras porque no llega la ayuda prometida y siguen muriendo los de la primera línea. La anunciada salud universal es solo la unificación del SIS y ESSALUD, es decir de los sistemas públicos mientras las clínicas privadas seguirán igual mercantilizando con la vida de los peruanos.

Durante décadas se ahorró para tener fuertes reservas internacionales, se llegó a tener 70 mil millones de dólares que representa el 32% del PBI, uno de los más altos del mundo. Pero ese ahorro fue a costa de sacrificar inversiones en salud o educación que están entre los más bajos del continente. El anuncio de 20 mil millones de soles para salud el 2021 es igual o menor de lo destinado hasta ahora. El gobierno ha priorizado el salvataje de la banca y los grandes empresarios de la CONFIEP. La empresa privada cuando hay bonanzas no quiere que el Estado se meta en la economía pero cuando hay crisis quieren que el Estado se meta con todo a salvar sus negocios con la plata de todos los peruanos.

La cuarentena no estuvo acompañada de medidas preventivas y de contención. No se atacó la pandemia en la atención primaria, no se hizo participar a la población, se esperó a los infectados en los hospitales y estos colapsaron. No se puso dinero en el bolsillo de la gente para reforzar el confinamiento. Los bonos focalizados no alcanzaron a cubrir las necesidades y vino el desborde. El 70% de la mano de obra informal agregó lo suyo. No debería extrañar. Somos un país primario exportador, sin industria. En el reparto del mundo, la economía capitalista e imperialista nos condena a ser un “país minero” por siempre, sin valor agregado a su producción de materias primas.

La situación es grave. A la crisis sanitaria, le sigue la crisis económica con una brutal recesión, más la crisis social, que no tardará en expresarse en mayor protesta y nuevas acciones en las calles, como ya está sucediendo en Chile. Todo ello, a su vez, llevara a nuevas crisis políticas. El nuevo gabinete presidido por el premier Pedro Cateriaro, entra con la pierna en alto, anuncia que su prioridad serán los proyectos mineros, lo que equivale a una declaratoria de guerra con los pueblos y comunidades que resisten esos emprendimientos. Para calmar las aguas el Presidente habla de un “Pacto Perú” buscando apoyo político a su gestión en este último tramo de su mandato. Ni antes ni ahora esa política de unidad nacional sirve a los intereses del pueblo, todo lo contrario. La presencia de la CGTP ahí es un contrasentido con los intereses que representa.

El Gabinete pro empresarial de Cateriano debe ser rechazado. Lo que necesitamos es gestar un gran pacto político social del pueblo en torno a las medidas de emergencia que hacen falta y para rescatar el país de manos de la CONFIEP y las multinacionales.

RENTA BÁSICA UNIVERSAL DE 1000 SOLES, MÍNIMO 3 MESES

SALUD ÚNICA, UNIVERSAL Y GRATUITA

CONDONAR PAGOS DE SERVICIOS BÁSICOS DURANTE LA EMERGENCIA

BONO PRODUCTIVO AGRARIO


Escribe: Tito Prado 03/08/2020

Dirigente Nacional del Mov. Nuevo Perú


Escrito por

Tito Prado

Miembro de la Comisión Política del Movimiento Nuevo Perú y de la corriente interna SÚMATE


Publicado en