no está satisfecha

ABUGATTÁS NO ES UN TONTO, ES MUCHO PEOR

Publicado: 2017-02-26


De todas las cosas que el Lava Jato ha generado en relación al “affaire” Ollanta - Nadine, la que más llamó mi atención fue la declaración de Daniel Abugattás cuando se enteró que Odebrecht confirmó la entrega en mano de 3 millones de dólares para la campaña del nacionalismo.

“Siento vergüenza de no darme cuenta” dijo el ex congresista del PNP y escudero de la pareja presidencial hasta el 13 de diciembre del 2015, día en que se enteró que “lo habían botado del PNP” al ser excluido del padrón de militantes hábiles para votar en el mal llamado partido nacionalista pues de partido, como es de público conocimiento, tenía muy poco. No importa que luego en nota de prensa el PNP corrigiera y aceptara su voto “presentando copia del registro ROC y su DNI”, su exclusión era un hecho porque a esas alturas del partido el nacionalismo era un barco hundiéndose y muchos, como el congresista Abugattás, prefirieron saltar.

Fue el propio Abugattás el encargado, por directiva “superior”, de enterrar toda posibilidad de que el PNP tuviera una estructura de partido. “Déjense de joder, el PNP es una máquina de juntar votos” dijo en una oportunidad en la Comisión Nacional de Organización, en contraposición al concepto de una organización estructurada en el movimiento social. Juntar votos era la estrategia del proyecto nacionalista, al menos para la pareja presidencial y para el mismo Abugattás. Por eso, desde que llegaron a Palacio se olvidaron de “los de abajo”, del pueblo que les llevó al poder. Nunca más lo convocaron, salvo el primer año en la plaza 2 de mayo para celebrar el cumpleaños del mandatario. ¡Nunca más!

La ausencia de organismos jerarquizados al interior del PNP era otra de las falencias notables pues todo era digitado por el dúo de marras. La ausencia de democracia interna era más que evidente desde el 2006. Más de una vez Abugattás se quejó de que lo pasaban por arriba en su cargo de Secretario General “no sé qué hago aquí” solía quejarse.

Esa queja le acompañó hasta el último día como nacionalista. Pero ¿porque guardó silencio y porque dice que es un tonto al no haberse dado cuenta del dinero que llegaba a los Humala a sus espaldas? La respuesta es sencilla. Abubattás no es un tonto. Es esa clase de políticos que buscan ubicarse cerca de poder -con buenas o malas intenciones- pero en definitiva para servirse de él aunque sea usufructuando la banalidad de sentirse por encima del resto de peruanos de a pie. Esa también es una droga, al igual que lo es para el corrupto que no puede dejar pasar la oportunidad de meterse plata al bolsillo porque “así es el sistema”. Disfrutar del poder en nuestro país es casi una droga para muchos cuyo fin supremo es “ser” autoridad. Recuerden a Acuña cuando dijo “He sido de todo y he triunfado, solo me falta ser presidente de la República.”

TITO PRADO 25/02/2017

Dirigente MPGT - Nuevo Perú 


Escrito por

Tito Prado

Dirigente Nacional del Movimiento Nuevo Perú y de la corriente interna SÚMATE


Publicado en